Boletin de Prensa

 

Comprometidos con mejorar la salud y calidad de vida de sus pequeños pacientes; el Hospital del Niño Dr. Francisco De Icaza Bustamante (HFIB) del Ministerio de Salud Pública (MSP), constantemente adquiere medicamentos, dispositivos e insumos para tratar las diferentes patologías que se atienden en este nosocomio, entre ellas, las enfermedades oncológicas.

 

El paciente que ingresa al servicio de oncología desde el primer momento recibe una atención integral basada en valoración médica, intervenciones quirúrgicas, rehabilitación, entrega de insumos y medicamentos, tratamiento de quimioterapia, apoyo psicosocial, entre otras bondades que aportan significativamente al mejoramiento de su estado de salud.

 

Al año este nosocomio atiende un promedio de 350 niños con cáncer que presentan diagnósticos de leucemias agudas, tumores en el sistema nervioso central, linfomas, retinoblastoma, tumores renales y óseos. En la actualidad existen 1.745 unidades de metotrexato de 50 mg, 1.054 de 500 mg y 192 de 2.5 mg; también, 218 de vincristina de 1mg; medicamentos necesarios para el tratamiento de estas patologías de alta complejidad.

 

“Ingresé a mi pequeña por emergencia porque presentaba mucho dolor de barriga y estaba muy pálida, luego de realizarle una serie de exámenes le diagnosticaron leucemia. Desde ese momento, mi hija es paciente frecuente de este hospital al que le debo tanto, no solo por la atención y los medicamentos tan costosos que me le dan sin tener que pagar un centavo; sino por hacen que la estadía aquí, a pesar de las circunstancias, no sea tan difícil”, expresó Yuri D., madre de familia, oriunda de la provincia de Santa Elena.

 

Las autoridades y médicos especialistas del HFIB mantienen constante comunicación con los familiares de los pacientes, esto con el fin de informar sobre el estado de salud de los menores de edad. En el caso de tener que adquirir un medicamento o insumo específico para tratar su enfermedad, les explican cómo se lleva el proceso interno para la adquisición.

 

El área de Oncología del Hospital del Niño fue recientemente repotenciada con diecinueve camas y cinco sillones ambulatorios. Además, cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales conformado por: cuatro oncólogos pediatras, un hematólogo, una hemato/oncóloga, siete pediatras y dieciséis enfermeras.

 

En el marco de la firma del Convenio de Cooperación Bilateral, el Hospital del Niño Dr. Francisco de Icaza Bustamante (HFIB) del Ministerio de Salud Pública (MSP), junto al coordinador Zonal, Francisco Pérez, y autoridades del nosocomio, recibieron la visita de una delegación de médicos de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) de Pamplona-España, con el propósito de intercambiar conocimientos y experiencias con los especialistas de esta casa de salud y conocer sus instalaciones.

 

Desde el 2019 hasta la actualidad, el HFIB en coordinación con el MSP ha realizado 5 derivaciones de pacientes para trasplante de médula ósea a la Clínica Universidad de Navarra, para que reciban su tratamiento y mejorar su condición de vida.

 

La CUN, es un hospital privado que cuenta con reconocimientos internacionales gracias a su avance científico, personal calificado y tecnología de vanguardia, mismos que garantizan un abordaje Integral en los pacientes pediátricos del nosocomio.

 

En el año 2019, por sexto año consecutivo, la Clínica Universidad de Navarra se ha situado a la cabeza de todos los hospitales privados españoles en reputación sanitaria, según el ranking del Monitor de Reputación Sanitaria.

 

Durante la visita, las autoridades recorrieron las salas de Imagenología, Oncología y Hematología, para constatar la atención que reciben los pequeños usuarios y dialogar con el personal asistencial.

 

El Hospital del Niño Dr. Francisco de Icaza Bustamante, es considerado una casa de salud de referencia nacional, que está conformado por un equipo de profesionales capacitados para ofrecer una atención integral y segura a cada uno de los pacientes.

 

 

Hace aproximadamente un mes el Hospital del Niño Dr. Francisco de Icaza Bustamante (HFIB), del Ministerio de Salud Pública (MSP), brinda atención especializada a pacientes con síndrome de Laron (enanismo), enfermedad congénita caracterizada por una marcada baja estatura, asociada a niveles normales o elevados de la hormona del crecimiento.

 

Luego de haber sido referidos o derivados por un pediatra de la red pública de salud, los niños con este diagnóstico son evaluados por las áreas de: cardiología, genética, neurología, psicología, nutrición, gastroenterología, nefrología y oftalmología, entre otras; para que finalmente, el endocrinólogo, especialista que trata esta patología, brinde al paciente las garantías necesarias al momento de administrar el medicamento con factor de crecimiento insulínico (mecasermina).

 

“A los seis meses de nacido luego de varios exámenes de laboratorio, le diagnosticaron esta enfermedad a mi hijo, Víctor. En ese entonces, tuve que hospitalizarlo por una semana; los doctores estuvieron muy pendientes de él y de que tuviera una buena evolución; desde ese momento él es paciente de este hospital; él ya tiene ocho años de edad.” comenta Mariela G., madre del menor.

 

En este nosocomio, se atienden a 11 pacientes derivados de casas de salud de Galápagos, El Oro y Guayas, sin embargo, también se recibe a los pequeños de otras provincias del país que tienen este síndrome. Por esta razón, los padres son capacitados para que puedan administrar el tratamiento con la respectiva dosis, una vez que ellos regresen a casa.

 

El Hospital del Niño es considerado, una casa de salud de referencia nacional, que está conformado por un equipo de profesionales capacitados para ofrecer una atención integral y segura a cada uno de sus pequeños pacientes.

 

El Hospital del Niño Dr. Francisco de Icaza Bustamante (HFIB) del Ministerio de Salud Pública (MSP), concluyó hoy su tercera jornada de cirugías quirúrgicas de implantes cocleares, dirigida a pacientes con diagnóstico de hipoacusia sensorioneural profunda bilateral (pérdida auditiva), para que los pequeños puedan recuperar el sentido del oído y que hablen sin dificultad.

 

El equipo multidisciplinario del HFIB, desde el año 2011 evalúa a menores de edad que tienen esta patología, y en el 2014 a raíz de contar con el presupuesto y equipos tecnológicos para realizar implantes cocleares, empezó a realizar estas intervenciones quirúrgicas.

 

Para llegar a este diagnóstico los pacientes inicialmente deben ser evaluados por pediatras, genetistas, neurólogos, psicólogos, terapistas de lenguaje, imagenólogos, cardiólogos, fisiatras, pero sobre todo por otorrinolaringólogos y audiólogos. Una vez que, los especialistas determinen que el niño debe someterse a una cirugía para recuperar su audición, se hace la programación respectiva.

 

“Me di cuenta que mi hijo no escuchaba cuando empezaba a llamarlo y no me prestaba atención, en ese momento supe que algo no estaba bien. Luego de operarlo en el Hospital del Niño, la vida de él cambió; ahora escucha y habla sin problema alguno, y eso como madre me llena de felicidad.”, comentó Juana R., madre de Samuel T.

 

El procedimiento quirúrgico tiene una duración aproximada de 1 a 3 horas, en donde el otólogo, el otorrinolaringólogo y el equipo multidisciplinario de este nosocomio, se encargan de colocar un pequeño dispositivo que consta de 2 partes: componente externo (procesador de sonido) y un componente interno (implantado a nivel del cráneo y oído interno), mismos que permitirán al niño escuchar.

 

Una vez colocado el implante, el paciente debe permanecer por un día en el hospital para realizarle algunas valoraciones post quirúrgicas como la telemetría (examen intraquirúrgico), el que ayudará a verificar el óptimo funcionamiento del dispositivo coclear en el menor, y así otorgarle el alta médica.

 

Luego de la intervención, el niño deberá asistir semanalmente a las interconsultas con el otorrino para su revisión, y luego de 30 días de haber sido intervenido se realiza la activación del dispositivo, para iniciar con la rehabilitación auditiva y verbal.

 

El dispositivo externo, debe recibir mantenimiento y calibración y ser cambiado a los 5 años de utilización, mientras que, el interno, solo en caso que el paciente sufra algún traumatismo craneoencefálico a causa del implante.

 

Hasta la actualidad son 90 niños beneficiados con estas intervenciones. Es importante resaltar que, cada año el Hospital del Ministerio de Salud adquiere implantes cocleares para mejorar la calidad de vida de sus pequeños pacientes.

 

Los niños que requieran este servicio deberán acudir con el respectivo formulario de referencia o derivación para que sean atendidos en las áreas de otorrinolaringología y audiología de lunes a viernes, desde las 08:00 hasta las 16:30.


Página 1 de 5

btn galeriagaleria imagenes